Se creció Jorge Ramos

Ha sido ponderado muy bien el presidente de Acroarte , Jorge Ramos, al desligarse de las pretensiones de quienes perdieron las elecciones de la entidad, en procura de que los tribunales anulen el proceso electoral recien celebrado y se proceda a una nueva votación.

Ramos demostró madurez, equilibrio y responsabilidad, según se comenta en el medio.

Si bien es cierto que estuvo en contra de que los miembros pasivos votaran y defendió su posición en el juicio de amparo a que se sometieron los pasivos, en modo alguno podía prestarse a que luego del fallo del tribunal, y del resultado de las elecciones en Acroarte, a seguir litigando en contra de los ganadores.

El respaldo de su actitud y posición es vox populi en el medio artístico y en el conglomerado social y de la comunicación que han seguido de cerca las elecciones de Acroarte.

Ello pese a haber  tenido que enfrentar los resabios y las maldiciones de los perdedortes, a todas luces aquejados por el síndrome de "soy yo, o nadie", que forma parte de la idiosincracia del dominicano.

Puede estar tranquilo el colega Jorge Ramos, porque ha dado una muestra de madurez, y a la vez de desarraigo de viejas prácticas que permean todos los procesos electorales en República Dominicana.

Un chusco comentó que Jorge Ramos con su actitud  hizo un simil con el doctor Joaquín Balaguer, quien en las elecciones generales del año 2000 se negó a respaldar al PLD  en sus pretensiones de que  se fuera a una segunda vuelta en contra de Hipólito Mejía, el más votado del proceso, pero que no alcanzó el 50 más uno en el conteo de los votos.

No hay comentarios.:

Imágenes del tema de RBFried. Con tecnología de Blogger.