La otra campana!. Enrique Iglesias da su versión del polémico concierto del que salió abucheado.


El paso de Enrique Iglesias por su país natal para ofrecer el único concierto de su gira en España se saldó de muy mala manera: con un público supuestamente indignado después de que el intérprete ofreciera apenas 90 minutos de actuación el pasado sábado antes de abandonar el escenario de Santander sin despedirse de su público.

Los medios nacionales no tardaron en hacerse eco de la sonada pitada que recibió el cantante de ‘Bailando’ y ‘Súbeme la radio’ por parte de las 30.000 personas allí congregadas, una polémica sobre la que él había preferido no pronunciarse, hasta ahora. Enrique acaba de publicar un vídeo en su perfil de Instagram en el que ofrece una versión muy diferente a la pintada por la prensa del ambiente que reinaba en el campo de El Sardinero a lo largo del espectáculo, mostrando el entusiasmo de los fans, los gritos, los abrazos que él dedicó a varios de sus admiradores y cómo los agentes de seguridad desalojaron al menos a dos personas que se habían desmayado, previsiblemente de la emoción.

La grabación arranca, curiosamente, con un primer plano de una bandera de España, y continúa con un montaje de imágenes del cantante posando primero entre bambalinas con varios fans y más adelante saltando y corriendo por el escenario, en el que es innegable que se desplegó todo un espectáculo de luces y pirotécnica. Hacia el final del vídeo, se puede escuchar a Enrique diciendo al público: “Es un placer, un pu*o honor estar aquí en España”.

El mensaje con que ha acompañado la publicación también es muy significativo: “Gracias de nuevo Santander. A todos mis fans de verdad, os quiero”, lo que se podría interpretar como una indirecta a todos aquellos que han querido deslucir su actuación acusándole de ingrato o de abusar del uso de pistas pregrabadas como apoyo mientras cantaba en directo.

Precisamente esa es una de las críticas que ha esgrimido en su contra Miguel Ángel Revilla, presidente de la comunidad de Cantabria, quien aseguró en una aparición pública este lunes que el artista “había dejado mucho que desear” y que “no andaba muy sobrado de voz”.

Tamara Falcó, hermanastra de Enrique, no ha dudado en sacar las uñas vía Instagram para defender al cantante y recordarle a Revilla el gran favor que le ha hecho su hermano a la ciudad de Santander con la publicidad gratuita que le ha dado su concierto a nivel internacional.

No hay comentarios.:

Imágenes del tema de RBFried. Con tecnología de Blogger.