El Cocodrilo debe revisar su salud mental, luce desubicado, descontrolado e incoherente


Nueva York, EE.UU. 03 de abril del 2017 (Escrito por Luis Henríquez) Es penoso y hasta asqueante ver como el comunicador Nelson Javier “El Cocodrilo” utiliza medios de comunicación para ofender públicamente a José Fabián, una persona que se ha ganado en base a su trabajo el respeto del público, políticos, empresarios, instituciones y de sus propios compañeros.

Cocodrilo ha llegado al extremo de llamar “Hijo de su maldita madre” a Fabián poniendo a la intemperie su escasa formación familiar y profesional, una actitud que lo encasilla como una persona “baja” y exhibiendo una actitud barrial e incoherente, con la cual se ha ido ganando el rechazo de muchas personas que en su momento le pasaran factura.

Cocodrilo parece desorientado y descontrolado, no tiene el más mínimo control cuando se refiere a este tema, él debe entender que las premiaciones se basan en una elección y él aparentemente no cuenta con el respaldo de las mayorías, por esas actitudes desenfrenadas que dejan ver claramente los turbios sentimientos que albergan en su corazón.

Cocodrilo también le ha faltado el respeto a ACROARTE una institución que organiza la premiación más importante de República Dominicana, el mismo Cocodrilo ha dicho que Fabián y Aureliano Guzmán han comprado premios, dejando entrever que existen manejos en esta entidad, algo que los mismos miembros en algún momento defenderán o de alguna manera le responderán, en conclusión Cocodrilo ha querido enlodar la imagen de ACROARTE y de José Fabián, cuando entendemos que quien debe de preocuparse por limpiar su imagen es él, el mismo Cocodrilo.

Debemos de recordar que el espacio Ustedes y Nosotros cuenta con dieciocho (18) nominaciones y ha ganado cinco (5) Soberanos, lo que certifica que es un programa que ha sido grandemente valorado y se ha ganado la aprobación del público y de instituciones del país y el extranjero.

No hay comentarios.:

Imágenes del tema de RBFried. Con tecnología de Blogger.