Ramón Orlando se suma a Sergio Vargas en su reclamo de apertura hacia el merengue urbano o de calle


Aunque participó en el espectáculo Sólo Merengue, el maestro Ramón Orlando se sumó a los merengueros que han criticado el rechazo a Omega y a los urbanos del evento celebrado el pasado sábado en la Plaza Juan Barón, en procura del rescate del género.

 El destacado músico, cantante y arreglista habló sobre el tema del cual dijo se había propuesto no dar entrevistas ni aludir al asunto antes de la presentación de Solo Merengue.

Para Ramón Orlando, el concierto Solo Merengue convocó a la gente vieja del género y a la muchachada que ha crecido oyendo esos merengues impuestos por sus padres, pero que no reflejan la realidad de lo que la juventud en este tiempo realmente consumiendo.

Ramón fue enfático al señalar el hecho de que  Merengueros Siglo XXl reivindique un espectáculo que en otros tiempos una sola orquesta reunía la misma cantidad de gente, y un nivel superior, como fue el caso de Pochy Familia y la Como Band, que llenó el Estadio Olímpico y Juan Luis Guerra que lo ha hecho varias veces.

“Si a ese espectáculo se le hubiera hecho la promoción debida, y hubieran estado el relevo de Fernando Villalona, el relevo del Conjunto Quisqueya, el relevo de Johnny Ventura y de todos los participaron, hubiesen tenido que cerrar el malecón”, dijo.

“El concierto fue exitoso, no hay duda, pero para los viejitos”, añadió, señalando que la música nuestra está estancada, y que la paralización del merengue se produjo en la época en que surgió la Coco Band, pues  a partir de esa impronta no se ha visto más nada.

Según Ramón, lo que ha ocurrido es que con el surgimiento de Omega, de El Sujeto, Juliana, en vez de apoyar y ayudarlos para que mejoren, lo que se ha hecho es menospreciarlos y marginarlos, lo cual considera un error.

Argumentó que a partir de ese sesgo hacia los merengueros urbano o de la calle, fue que se metió entoces el reguetón y el dembow, porque la juventud se orientó hacia esos géneros.

Adujo que la teoría de Johnny ventura de que lo que hace Omega no es merengue carece de sustento.

“Cuando llegó Pochy Familia y la Coco Band lo atacamos diciendo que no hacia merengue”, dijo, advirtiendo que lo propio ocurrió con la bachata, donde hay que reconocer la música de Mélida la Sufrida, sin que ello signifique que lo que hace Romeo Santos no es bachata, resaltando que las variantes en la música hay que aceptarlas y ayudarlas.

Contó el hecho de que fue el responsable de hacerle a Los Rosario la producción que los catapultó al éxito y a la fama, cuando Bienvenido Rodríguez lo buscó a él para que le produjera un disco, llegando al extremo de pedirle que lo grabara con sus músicos, a lo cual se opuso advirtiendo que a Rafa Rosario y su orquesta había sólo que dirigirlos y conducirlos, pero sin quitarle la esencia ni la sustancia de lo que eran ellos.

“El tumbao que yo hago hoy día no es el de antes. 
La guira que tocaba Pablito Barriga no era ya la misma de Manuel La Guiria, y no dejaba de ser merengue. El bajo de Joe Nicolás estaba muy lejos del de Andrés Santana. Es una locura decir que lo que hace Omega no es merengue, y yo soy músico”, advirtió Ramón Orlando, señalando al mismo tiempo que si no se busca ahora  al suplente de Juan Luis Guerra, de Fernando Villalona, del Conjunto quisqueya y demás,  nos tendremos que quedar con la misma gente del concierto del sábado

“El merengue en su origen era con guitarra y se le quitó. ¿Entonces ya no es merengue porque lo que se ha hecho luego nontiene guitarra?, continuó diciendo, con el fin de rebatir a Johnny Ventura en sus consideraciones sobre la música de Omega.

“Los productores  tenemos que cambiar la mentalidad de rechazar  lo que han hecho Chino y Nacho, Tony Dize con el Doctorado, que es un merengue sin tambora. Si no lo hacemos, reitero que en 5 años no habrá merengue.

Ramón insistió en la necesidad en que el gobierno disponga que las estaciones de radio, tanto Dominicana F.M., como La Voz de las Fuerzas Armadas, sean orientadas en su programación hacia el merengue.

“La salsa tiene dos emisoras dedicadas por completo al género, más 26 programas que promueven esa música los fines de semana. El merengue nada tiene, y está en una situación de desventaja, por lo que el gobierno debe intervenir y proteger nuestra música bandera”, refirió Ramón, añadiendo que también en esa programación debe ser incluida la bachata.

“A la bachata le está sucediendo ya lo mismo que al merengue, que no está teniendo difusión, pues solo se está tocando a Romeo, y ya no se escuchan la música de los bachateros tradicionales como Raulín, Anthony Santos y demás”, dijo.


Ramón Orlando adujo que cuando ocurrió el impasse entre Sergio Vargas y Johnny Ventura se había propuesto no dar declaraciones sobre el tema.

No hay comentarios.:

Imágenes del tema de RBFried. Con tecnología de Blogger.