Romeo con Aventura, o “Donde las águilas se atreven”

¿Qué decir del re-encuentro de Romeo Santos con el grupo Aventura en el Teatro United Palace, durante todo el mes de febrero, con todas las fechas vendidas, por lo que hasta fue necesario adicionar una función vespertina, el pasado sábado?.
En verdad es que en mi vida conociendo artistas de todos los géneros, con más de 40 años de experiencia en el oficio, presenciando todo tipo de eventos artísticos de uno a otro confín del mundo, había visto un artista tan echón y retador como Romeo.
Parece estar jugando a “Dónde las águilas se atreven”, la legendaria película basada en acciones de heroicidad  en la segunda guerra mundial, puesto que cada tarea emprendida por Romeo en los escenarios, no importa que sean los más famosos y grandes del mundo, plantean un reto de proporciones difíciles de concebir en un artista común y corriente.

Lo decimos porque luego de llenar  cuatro veces continuas  el Madison Square Garden,  dos veces el Yankee Stadium, y todas las grandes arenas de Nueva York y New Jersey, se reéncuentra con Aventura para una jornada de más de 20 presentaciones durante todo este mes de febrero, como si se tratara de un musical teatral de los que se presentan en Broadway.
¿Qué otro artista latino, anglosajón, europeo se atreve a plantearse  retos como los mencionados y salir airoso, como de hecho ocurre en cada ocasión?.
Algo que sencillamente no es casual, porque cuando concluya sus presentaciones en el United Palace, adoptará de nuevo su identidiad individual para ir a presentarse a Puerto Rico, en el Coliseo José Miguel Agrelot, el más grande e importante de la isla, donde ya tiene una función "sold-out", y hubo la necesidad de abrir otra fecha. ¡Y cuidado!.

El éxito de Romeo de nuevo, y esta vez en su junte con Aventura tiene detrás al Rey Midas del espectáculo.
El empresario Félix Cabrera, quien a cabalidad convierte en realidad la leyenda de que todo lo que toca lo convierte en oro.
Felix Cabrera, con su arrojo como empresario, "donde apunta pega el tiro".
Y cuando un artista encuentra un empresario  con el cual sintoniza, porque transmiten los dos en la misma frecuencia, el resultado es una sonoridad sin ruidos ni interferencias.
Eso sucede entre Felix Cabrera y Romeo, y es algo que no se vende ni se consigue en botica. Hay que estar claro en eso.
El caso es que el sábado en la noche, desafiando temperaturas glaciales, pocas veces vistas, con The Weather Channel marcando 13 grados bajo cero, y el alcalde de la ciudad mandando a tomar precaución, la gente  no hizo caso y abarrotó el teatro United Palace para presenciar la segunda función de ese día, luego de una marejada de gente  anterior a esa lo viera a las 4:00 de la tarde.


Se necesita temple  temple para hacer dos conciertos uno detrás de otro, sin perder en momento alguno la vitalidad y energía.
La gente se gozó en grande este junte cargado de puros éxitos, de la interacción de Romeo, con sus consabidos recursos y choteo, (en lo cual no le gana nadie), ofreciendo una tanda de 32 canciones, en una producción fluida y armónica de dos horas en escena cargadas de vibra y emociones.
Es precisamente ese magnetismo escénico lo que le permite crecerse en el escenario, en un derroche de carisma que el público se lo devuelve con entusiasmo y cariño.
Por lo demás un re-encuentro emocionante.
Volver a ver a Henry, Max, Lenny junto a Romeo, como en los viejos tiempos, desde antes de que naciera la leyenda.

Un verdadero regalo que permite dimensionar en su grado máximo la grandeza de un artista que lleva sobre sus hombros  la más grande expresión de la identidad de un ritmo nuestro que recorre el mundo y que llega "donde las
águilas se atreven".
 
Por: Merengala.net

No hay comentarios.:

Imágenes del tema de RBFried. Con tecnología de Blogger.