jueves, 29 de marzo de 2012

Piculín es sentenciado a seis meses de cárcel


Minutos antes de la sentencia, "Piculín" Ortiz pidió perdón a todo el país con voz entrecortada y ojos llorosos.

Para Primera Hora/Rafael Pichardo

Rosita Marrero / Primera Hora

José “Piculín” Ortiz, quien tanta gloria le dio a Puerto Rico, y quien cayó estrepitosamente al sucumbir al abuso de las drogas, hoy recibió la oportunidad de su vida cuando la jueza federal Carmen Consuelo Cerezo le impuso una condena de seis meses de prisión, de la que ya ha cumplido cuatro meses y medio. Luego, estaría en reclusión domiciliaria en el Hogar Santísima Trinidad.

Piculín cumplirá un mes adicional en la cárcel federal (MDC) en Guaynabo. Luego, será ingresado en reclusión domiciliaria en el Hogar Santísima Trinidad durante nueve meses, donde también recibirá tratamiento psiquiátrico, psicológico, de abuso de drogas y de alcohol.

Concluidos los nueve meses, saldrá a la libre comunidad, a cumplir cuatro años de libertad supervisada. En ese periodo tendrá que rendir 600 horas de trabajo comunitario.

El otrora gloria del baloncesto internacional vestía un mameluco gris y, junto a su abogado, el defensor público Héctor Ramos, pidió perdón al tribunal, a sus familiares, amigos y a la patria, por haberles fallado y defraudado, en medio del llanto.

“Siempre pensé que ir a prisión era un fracaso. Lamento quien piensa así. Honorable no es quien no tiene dificultades, sino que es quien las afronta con gallardía. No soy perfecto. He llegado muy alto y a la vez bien bajo”, dijo leyendo de un escrito.

“Dios no ha terminado conmigo. Reconozco que mi orgullo y que no reconocer mi propio error y no dejarme ayudar… me llevó a esto. Dios ha estado conmigo para moldearme. Acepto mis actos no por lo ilegal de ellos, sino por el nefasto daño que hice a mi país por el uso de la droga, responsable de los males de nuestra sociedad”, acotó.

“Quiero que comprenda”, dijo a la jueza Cerezo, “que hago compromiso de llevar el mensaje de lo inaceptable que fue mi conducta”.

“Ahora busco mejorar. La gente buena jamás fracasa. El que fracasa es el que se quita. El que es ganador aun en la noche resplandece. Pido perdón a mis padres, a Silvia y su familia, mis tíos y mis hijos por haberlos puesto en vergüenza y a mi patria por haberlos defraudado, después de tantos triunfos juntos”, dijo en un mar de lágrimas.

Ya su abogado le había pedido a la juez que fuera leniente y que comprendiera la necesidad que tenía su defendido de que se tomara en cuenta su adicción, recluyéndole en un hogar donde pudiera rehabilitarse en transición para regresar a la sociedad.

El fiscal federal, José Capó, en tanto, expresó: “Llegó el momento en que el acusado se enfrente a la realidad de sus actos. El acusado dice que está arrepentido. Yo espero que sea cierto y que no sea porque lo hayan cogido. Este pidió que se le impusieran 600 horas de servicio comunitario, recordando que este tiene que recibir un castigo por las 218 plantas de marihuana bajo su posesión.

“No regrese a esta corte a pedir perdón”

“Espero que recuerde las palabras que dijo hoy”, expresó la jueza Cerezo con referencia a la alocución de Piculín. “Le impuse una sentencia que le da una oportunidad. Su alocución me hizo pensar. Sí, usted cometió errores serios, pero siempre hay una oportunidad. Le he dado una oportunidad. Algunos pueden pensar que no es suficiente la sentencia, pero esta es la sentencia de ésta Corte. No regrese a esta Corte a pedir perdón. No haga eso. Viva sus palabras y Dios lo bendiga”, dijo Cerezo.

Reaccionan a la condena

"La sentencia que le impuso la juez tomó en consideración el abuso de sustancias controladas que fue parte de su vida en los últimos años. Realmente es una oportunidad de comenzar la parte más importante de su vida que es mantenerse al margen de sustancias y volver a hacer el hombre de bien", señaló Ricardo Carrillo, vicepresidente de la Federación de Baloncesto.

Por su parte, Genaro Tuto Marchand expresó sentirse "bien contento. Yo no esperaba una jueza tan humana y tan consistente en sus decisiones por tantos años como la jueza Carmen Consuelo Cerezo".

Mientras que Angelo Medina destacó que Ortiz va a volver pronto a la comunidad y se va a comprometer a cumplir la palabra que empeñó. "Hay grandes figuras que han tenidos tropiezos. Maradonna regresó, Peruchín, víctimas de ese mal de la droga, pero hoy están de pie. Lo importante es que Piculín mentalmente está positivo" agregó.

Traductor de Idiomas